The Expanse, de James S. A. Corey: space opera en su máxima expresión.

Hey, ¿cómo estamos? ¿El día bien? ¿La semana? No sé ni en qué día estás, esto lo estoy escribiendo un sábado por la mañana, para cuando lo cuelgue ya estaré pensando en otras cosas, pero tú lo podrías estar leyendo un miércoles. ¿Cuenta esto como viajar en el tiempo? ¿El yo de mi momento presente hablándole al tú de tu presente? Si lo es, quiero mi Delorian YA MISMO. Dicha esta soberana tontería, permitidme que os hable de algo que amo, de una serie de novelas que me tienen enganchado a sus tramas, y hacen que me enamore/odie/compadezca/sufra/enfade de/con/a una serie de personajes maravillosos. Se trata de la saga de ciencia ficción The Expanse, escrita por James S. A. Corey (pseudónimo tras el que se esconden los autores Daniel Abraham y Ty Franck), que consta ya de cinco novelas y varias novelas cortas. Aprovechando la publicación de la quinta entrega Nemesis Games y que este 2015 se estrenará la adaptación que ha producido Syfy, voy a repasar las cuatro novelas anteriores y espero que después de leer esto os vengan ganas de adentraros en esta space opera épica. ¡EMPECEMOS!


Leviathan Wakes (2011) es la primera entrega de la saga. Se trata de una novela que se lee como si estuviéramos viendo una superproducción de Hollywood. En ella nos sumergimos en un universo en el que la especie humana ha colonizado Marte y el cinturón de asteroides y lo exploramos a través de los puntos de vista de dos personajes; Miller y Holden. El primero es un policía de vuelta de todo que trabaja en una estación espacial y recibe el encargo de buscar a la hija de un ricachón de la Tierra. El segundo es el primer oficial de una nave dedicada al transporte de hielo desde el cinturón de asteroides hasta los puertos espaciales diseminados por el Sistema Solar. Cuando la nave de Holden es destruida, amenazando con desatar una guerra abierta entre Marte y el cinturón de asteroides, tanto Miller como Holden deberán trabajar contrarreloj para desentrañar la conspiración que se esconde tras estos sucesos. Los dos personajes empiezan en puntos muy separados, pero evidentemente a medida que la historia avanza veremos que los eventos que experimentan uno y otro están relacionados. A pesar de que la ambientación es muy deudora del space opera, nos encontramos con unas sociedades muy diversas y bien construidas, con sus tensiones interiores y exteriores. Es una novela entretenidísima, ideal para estos meses de caloret y playa.


Con que te has leído Leviathan Wakes y te has que dado con ganas de más, ¿eh? Viciosillo. Pues aquí tienes la segunda entrega de la saga. Caliban’s War (2012) logra lo que muy pocas segundas partes logran, no solo mantiene la tensión y la originalidad de la primera, sino que además logra subir la apuesta. La acción empieza cuando en la colonia de Ganímedes se desata un conflicto entre las fuerzas armadas de Marte y la Tierra apostadas en ella. El incidente que desata las hostilidades involucra la aparición de un monstruo jodidamente terrorífico, y Holden y el resto de la tripulación de la Rocinante se encontrarán en medio de una crisis humanitaria de proporciones inimaginables. En esta novela la diversidad de puntos de vista se multiplica con la inclusión —además de Holden— de Prax, un padre soltero que busca desesperadamente a su hija, Bobbie, una marine con pelotas de acero (sí, he dicho UNA), y Avarsala, una venerable anciana con espíritu de camionero. Caliban’s War es una novela de un ritmo muy elevado. La trama no deja de avanzar en ningún momento y cuando sus diversos hilos convergen no puede evitar venirte arriba con la lectura, lo cual en ningún momento viene a costa de la calidad de la obra. Se trata sin duda de una novela muy estimulante y con un poso de profundidad poco habitual en un relato de este tipo.


Ahora un momento de confesión. Mi toma de contacto con el universo de The Expanse fue cuanto menos atípica. La primera novela que leí fue precisamente esta, la tercera entrega. La encontré en una librería especializada en ciencia ficción y fantasía de Estocolmo, y me enamoré del arte de la portada. Además, como suele pasar por desgracia con muchas novelas editadas fuera de nuestras fronteras, el precio era más que tentador (menos de la mitad de lo que costaría una novela de estas características editada en España), con lo que no me pude resistir. Y tengo que decir que Abaddon’s Gate (2013) es sin duda mi novela favorita de toda la saga. Como las dos novelas anteriores, esta empieza con un evento aislado en apariencia que acaba expandiéndose hasta llevarte a un desenlace épico. La aparición de un artefacto alienígena en los márgenes del Sistema Solar desencadena una cursa por controlarlo, aunque nadie —ni Marte, ni la Tierra ni la Alianza de Planetas Exteriores— tiene ni la más remota idea de qué es exactamente ese artefacto y cuál es su función. En esa cursa volveremos a encontrar a los protagonistas de esta saga, el capitán James Holden y su tripulación. Antiguos enemigos reaparecerán para saldar viejas cuentas con ellos, mientras la humanidad trata de desenrollar los misterios que se esconden tras el misterioso artefacto. Esta tercera novela seguramente sea la más satisfactoria, ya que de algún modo es la conclusión de los eventos iniciados en Leviathan Wakes. El drama humano alcanza aquí una cierta catarsis construido en base a las dos entregas anteriores. Mientras otras sagas de cifi pierden fuerza a medida que encadenan novela tras novela, las tres primeras entregas de The Expanselogran que la historia vaya ganando impulso y crezca a medida que avanza. Abaddon’s Gate es una más que satisfactoria conclusión de ese viaje.


Si Abaddon’s Gate era la conclusión perfecta para una trilogía bien tramada capaz de crecer en cada novela, Cibola Burn (2014) parece más el intento forzoso de reabrir ese universo. El contrato de los autores con la editorial Orbit era en principio por tres libros. Dado el éxito de la saga y la inminente adaptación a la pequeña pantalla, era inevitable que más novelas llegaran para explorar este universo. Pero siendo sincero, esta es la que peor impresión me ha dejado de todas. Mientras en las tres primeras el enfoque de la trama crece exponencialmente hasta amenazar la vida en todo el Sistema Solar, esta se centra en una pequeña colonia situada en un planeta alienígena lejos de todo. Las tensiones entre facciones llegan a ese planeta junto con los colonos, obligando a Holden a ejercer algo así como de sheriff, después de que una nave procedente de la Tierra sea atacada por los primeros colonos en asentarse allí. El aspecto social de la trama y en especial el comentario soterrado sobre el racismo resultan interesantes, pero su desarrollo corre a costa del ritmo de la trama. Además los narradores parecen no acabar de dejar clara su posición ante los eventos que se describen en la novela, y algunos presonajes apenas logran escapar de los estereotipos que representan. El mundo que describe, no obstante, sigue sintiéndose muy real y extenso. La conclusión consigue parchear los agujeros de los que adolece la trama, y puede incluso llegar a dejar un regusto agradable, pero la comparación con las tres novelas anteriores duele en algunos momentos.


Y llegamos a la quinta entrega, que me dispongo a leer este verano a la luz del Sol tumbado en la playa, alternándola con The Reality Dysfunciton, de Peter F. Hamilton. Nemesis Games (2015) parece de entrada recuperar algunos de los elementos que han hecho de The Expanse una de las sagas más exitosas dentro de la cifi reciente. En esta novela encontramos además que las perspectivas desde las que se narra la historia son las de los demás tripulantes de la Rocinante, y no solo Holden. Poder ver a personajes que han brillado en su rol secundario tomar el control sobre la narrativa siempre es un giro interesante, sobre todo cuando llevas ya cuatro novelas con ellos. Poder conocer más sobre las vidas de esos personajes y sus pensamientos es, antes incluso de empezar a leerla, un aliciente más que interesante. Hacía tiempo que no le tenía tantas ganas a una novela.

4 comentarios:

  1. El despertar de leviatán la emite netflix actualmente como primera temporada de "The Expanse" , inmerso en su contenido llegue aquí, excelente post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La serie está muy bien, y ahora Nova ha traducido la primera novela, muy recomendable. Gracias por la lectura! ;)

      Eliminar
  2. Extraordinario post !!! voy a tener que leer los libros que recomendaron... aunque todabia no estan en español.

    ResponderEliminar
  3. Estoy a medias del Despertar del Leviatán y con tus comentarios ya se me están poniendo los dientes largos esperando las traducciones de las siguientes novelas. Le echaré también un vistazo a la serie, que tiene muy buena pinta.

    Gracias.

    ResponderEliminar